Página Entidad

Bloque Principal

icono
CAÑADA REAL SORIANA Y CHARCO HONDO
usted está en Patrimonio Natural » CAÑADA REAL SORIANA Y CHARCO HONDO

CAÑADA REAL SORIANA Y CHARCO HONDO

Vía pecuaria relacionada con los rebaños de la Mesta, que bajaban a aprovechar las yerbas desde el 1 de noviembre al 24 de marzo de cada año.segura-de-leon_canada La denominación tradicional local de esta vía pecuaria, según testimonios orales y escritos, es de Cañada Soriana. En el barranco de la villa o Pasay se ubica el llamado “Charco Hondo”, uno de los abrevaderos conocidos para dichos rebaños. Actualmente se celebran algunas fiestas, como la llamada El Día del Camino en relación con San Isidro, y dicha charca sigue funcionando de abrevadero.

La importancia de las vías pecuarias en la actualidad, aparte de los usos tradicionales, es que actúan como beneficio del medio ambiente y destacan como patrimonio histórico, cultural y paisajístico. Sus usos complementarios son los paseos, la práctica del senderismo, la cabalgada, etc. Las cañadas son consideradas, además, corredores ecológicos, esenciales para las migraciones de algunas aves y funciona como cortafuegos gracias a su anchura.

 

NOTA HISTÓRICA:

El Real Concejo de la Mesta, creado por el Rey Alfonso X en el año 1273 tenía, entre otras atribuciones, el control del tráfico ganadero y la preservación de las Vías Pecuarias, actuando con potestad de juez y parte en los litigios que le afectaban tanto en la usurpación de los caminos de carne como en el contrato para el aprovechamiento de pastizales que eran necesarios para el desplazamiento periódico del ganado a través de las Cañadas Reales.

La reglamentación propia de la trashumancia estipulaba que cualquier pleito sobre arriendos, propiedades, reses extraviadas o abusos se tenía que plantear ante las Asambleas, Juntas o Concejos de la Mesta que se convocaban dos veces al año, en enero o febrero, en las áreas de invernada y en septiembre u octubre en los pastos de verano. Se consideraban válidas si estaban presentes al menos 40 ganaderos.

La asistencia normal alcanzaba las 200-300 personas. Tenían derecho a voto hombres y mujeres que tuvieran al menos 50 ovejas trashumantes. Los nombramientos se hacían por sorteo.

 

Bloque Segundo

Facebook